fbpx
Oscuro La luz
personas-sosteniendo-luces-de-bengala

Diciembre el mes con más riesgos de quemaduras Deja un comentario

Las celebraciones de Año Nuevo son sinónimo de explosiones de luces y colores. Sin embargo, la alegría puede convertirse en una pesadilla. Durante este mes son muy comunes los accidentes en el hogar, que implican quemaduras, ya sea por cocinar o por juegos pirotécnicos, tanto en niños como en personas adultas.

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, las lesiones por quemaduras suben un 40 % en las fechas de fin de año. Las quemaduras son lesiones en los tejidos de cualquier parte del cuerpo, que pueden ser causadas por calor, sustancias, electricidad, sol o radiación, vapor o líquido caliente, y producen inflamación, ampollas y, en los casos más graves, pérdida de algún miembro del cuerpo u órgano, así como shock en las personas afectadas y en los familiares.

En particular, en el caso de los ojos, los accidentes relacionados con fuegos artificiales, en un nivel más severo, pueden derivar en rompimiento del globo ocular, y así mismo producir quemaduras químicas y térmicas, abrasiones corneales y desprendimiento de retina.

¿Cómo evitar quemaduras?

Situaciones-para-evitar-una-herida-por-quemadura

El uso de fuegos artificiales o el descuido al estar cocinando constituye un grave problema de salud pública porque pueden provocar incendios, quemaduras profundas, intoxicaciones, envenenamiento, y la muerte. Generalmente, esto ocurre cerca de las fiestas de Navidad y Fin de Año. Quienes los manipulan son los más afectados y en ocasiones resultan gravemente heridos. Te mostramos algunos consejos para evitar tener una quemadura:

  • Enseñarle a los niños los riesgos de usar elementos que contienen pólvora. (Fuegos artificiales).
  • Colocar, en lo posible, protecciones alrededor de aquellos objetos que se encuentran calientes y que resultan accesibles.
  • No jugar con cohetes o pólvora.
  • Cuidado con los contactos.
  • Mantente lejos de cables de luz.
  • Aléjate del lugar donde cocinan.
  • Nunca tomes cerillos, encendedores, velas y veladoras.
  • No colocar el árbol cerca de fuentes de calor, evitar los productos de baja calidad, así como revisar que los cables no se enreden.
  • Seleccionar y utilizar objetos que tengan elementos de agarre aislante (mangos, asas, etc.), en buen estado.
  • Emplear guantes aislantes para mover objetos calientes o manipular dentro de un horno encendido.
  • Evitar las salpicaduras, usando cubiertas o tapaderas mientras se cocinan los alimentos.
  • Invertir en detectores de humo para la casa.
  • Los mangos de sartenes, cacerolas y pucheros no deben sobresalir del mueble de cocina.
  • Alejar a los niños de la cocina y zona de planchar.
  • Tener especial cuidado sobre los lugares donde se colocan las velas.
  • Situar los objetos calientes o con llama viva fuera del alcance de los niños.
  • Impedir que los niños jueguen con cerillas y mecheros.
  • Los cohetes, petardos y cartuchos no los deje al alcance de los niños. 
  • Manipule con cuidado las baterías de los coches, por contener ácido sulfúrico.
  • Manipule con cuidado cualquier producto químico, sosa cáustica o la cal viva.
  • No encienda fuegos artificiales que no han reventado en el primer intento. Si no explota nunca debe tocarse aunque la mecha esté apagada.
  • Revisar periódicamente las tomas eléctricas, enchufes, fusibles, puesto que pueden estar sujetos a un falso contacto y ser un riesgo potencial.
  • Tomar precauciones especiales al almacenar líquidos inflamables como gasolina, acetona, disolventes, alcohol, aguarrás y líquidos de limpieza del hogar, de preferencia, deben almacenarse fuera de la casa, lejos de fuentes de calor y del alcance de los menores de edad y membretarlos permitiendo su identificación.
  • Tener claro un plan de acción y desalojo familiar en caso de un incendio.
  • En caso de incendio no te escondas para que los bomberos te puedan encontrar.

¿Cómo curar una quemadura?

persona-con-quemadura-y-dermaden

Una quemadura es una lesión en los tejidos del cuerpo causada por el calor, sustancias químicas, electricidad, el sol o radiación. Las escaldaduras por líquidos calientes y vapor, los incendios en edificios y los líquidos y gases inflamables son las causas más comunes de las quemaduras. Otro tipo de quemaduras es la causada por inhalación de humo o partículas tóxicas.

El tratamiento para quemaduras depende del lugar y la intensidad de la lesión, las que son ocasionadas por el sol se pueden tratar en casa; las lesiones más graves o profundas se deben de tratar en instalaciones de salud, para recibir la debida atención.

Existen tres tipos de quemaduras:

  • Quemaduras de primer grado, que dañan solamente la capa externa de la piel.
  • Quemaduras de segundo grado, que dañan la capa externa y la que se encuentra por debajo de ella.
  • Quemaduras de tercer grado, que dañan o destruyen la capa más profunda de la piel, tejidos, órganos y huesos que se encuentran debajo de ella.

Si has sufrido una quemadura leve, lo que puedes hacer para tratarla es lo siguiente:

  • Enfríe el área colocando la quemadura bajo agua fresca o aplique compresas húmedas y frescas hasta aliviar el dolor. Ten cuidado de no usar hielo. El frío extremo del hielo puede lesionar aún más el tejido.
  • Quite joyería o artículos ajustados de la zona afectada, antes de que la zona se hinche más.
  • No reviente las ampollas, ya que estas brindan protección contra las infecciones, si se revienta una, limpie la zona con agua.
  • Una vez que la quemadura se haya enfriado por completo, aplicar Dermaden, el cual es un apósito innovador en crema, que contrarresta las complicaciones de una quemadura y herida, mejora su estado, minimizando el dolor en la zona y regenerando naturalmente el tejido afectado.
  • Coloque una venda sobre la quemadura, utilice una venda estéril, sin apretarla, para evitar ejercer presión sobre la piel quemada. Las vendas evitan que la zona tenga contacto con el aire, disminuyendo el dolor.

Para seguir cuidando tu herida, te recomendamos seguir utilizando Dermaden, ya que La fórmula patentada NMBM estimula el propio mecanismo de protección de la célula y crea un entorno para el auto-desbridamiento, regeneración de la herida y la cicatrización. La combinación única genera una membrana de biopolímero de matriz natural debajo de la piel (NMBM) entre la dermis y la epidermis. Esto produce el ambiente óptimo para que las heridas sanen y para la creación de nuevas células de piel saludables.

Quemaduras indicadas para tratar con Dermaden:

  • Quemaduras de primer grado.
  • Quemaduras de segundo grado.

Otras aplicaciones de Dermaden:

  • Heridas en general.
  • Úlceras venosas.
  • Úlceras por presión.
  • Úlceras por decúbito.

 

Aquí puedes ver un caso clínico donde la eficiencia de este apósito está comprobada.

Si te gusta este tipo de contenido no te pierdas nuestros siguientes blogs: https://tec-eos.com/blog/ 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CARRITO DE LA COMPRA

close
Notificarme cuando esté disponible Le informaremos cuando el producto llegue a stock. Deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.