fbpx

Qué hacer y qué no hacer en caso de una herida Deja un comentario

Qué hacer y qué no hacer en caso de una herida

Una herida es una lesión (normalmente sangrante) que se produce en los tejidos exteriores del cuerpo. Ésta se clasifica por cortadura o punción. 

 Así, una cortadura, también conocida como laceración, es una ruptura o abertura en la piel. La herida puede ser profunda, lisa o mellada. Puede estar cerca de la superficie de la piel o afectar tejidos profundos como tendones, músculos, ligamentos, nervios, vasos sanguíneos o hueso.

Por otro lado, una punción es una herida hecha con un objeto puntiagudo como un clavo, un cuchillo o un diente afilado.

Qué hacer

Lo primero a tomar en cuenta es evaluar la herida para considerar asistir o no a urgencias. Los criterios a evaluar son profundidad, sangrado, inflamación y coloración. En el caso de que haya hemorragia, mantén la presión sobre la herida y asiste de inmediato con un especialista. De no presentar lo anterior, estas heridas se pueden tratar bajo los siguientes consejos. 

Con cortaduras menores

Es una herida que no presenta un sangrado excesivo, por lo tanto puede ser tratada en casa, siguiendo las siguientes recomendaciones:  

  • Lava tus manos con jabón o un limpiador antibacteriano para prevenir una infección.
  • Luego, lava completamente la herida con agua y un jabón suave.
  • Aplica presión directa para detener el sangrado.
  • Unta un ungüento antibacteriano y coloca un vendaje limpio sin que se adhiera a la herida.

Con punciones menores

Es una herida originada por algún objeto punzante. Si no es profunda, se pueden aplicar los siguientes cuidados en casa:

  • Lava tus manos con jabón o un limpiador antibacteriano para prevenir infecciones.
  • Enjuaga el sitio de la punción durante al menos 5 minutos con agua corriente y luego lava con jabón.
  • Busca objetos dentro de la herida sin llegar tan profundo. Si encuentras alguno, NO lo retires, acude al servicio médico o a la sala de urgencias.
  • Si no puedes ver nada dentro de la herida, pero falta un fragmento del objeto que la causó, busca atención médica.
  • Aplica ungüento antibacteriano y vendaje limpio que no se adhiera a la herida.

Qué NO debes hacer

  • NO supongas que una herida menor está limpia porque no se pueden ver desechos ni suciedad dentro de ella. Lávala siempre.
  • NO utilices remedios caseros.
  • NO respires o soples sobre una herida abierta.
  • NO trates de limpiar una herida extensa, especialmente después de que el sangrado está bajo control.
  • NO retires objetos largos o profundamente incrustados.
  • NO hurgues ni retires los restos de una herida. 
  • NO reintroduzcas partes expuestas del cuerpo. Cúbrelas con material limpio.
  • En caso presentar situaciones como los tres puntos anteriores, acude a un especialista: deja que éste se haga cargo. 
  • NO dejes las heridas expuestas al aire. 
  • NO te quites las costras.
  • NO lavar la herida con jabón común, alcohol, agua oxigenada o yodo. Lo ideal es utilizar agua limpia potable o suero fisiológico. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme cuando esté disponible Le informaremos cuando el producto llegue a stock. Deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.