fbpx

Febrero, mes de la concienciación del cáncer Deja un comentario

En febrero se conmemoran dos fechas significativas en la lucha contra el cáncer: 4 de febrero Día Mundial contra el Cáncer y 15 de febrero Día Mundial contra el Cáncer Infantil.

El cáncer es la segunda causa más común de muerte en todo el mundo, lo que representa un estimado de 9.6 millones de muertes en 2018, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

El cáncer ha estado presente desde siempre en los seres humanos, aunque durante siglos su impacto fue eclipsado por la muerte temprana debido a enfermedades infecciosas. La información sobre la distribución global del cáncer era limitada para ciertas comunidades y países. Hoy en día existe una base de datos razonable para estimar la incidencia mundial de algunos tipos de cáncer.

Las altas tasas de incidencia, durante un tiempo, eran exclusivas de América del Norte, Europa Occidental y Australia; ahora, las tasas de incidencia están aumentando en muchos otros países. Hasta donde se sabe, existen diferencias marcadas entre países o regiones en la mortalidad por cáncer, con un aumento en los países de bajos y medianos ingresos. Lo anterior se atribuye a diferentes causas. En primer lugar, a la implementación no efectiva de medidas preventivas. En segundo lugar, se debe a un diagnóstico de la enfermedad en un estado avanzado, en lugar de una etapa temprana.

La OMS advierte que, de continuar la tendencia actual, el número de casos de cáncer aumentará en un 60% para los próximos veinte años. Los países subdesarrollados y en vías de desarrollo experimentarán un aumento drástico de nuevos casos, justo en donde las tasas de supervivencia son especialmente bajas. En 2019 más del 90% de los países de ingresos altos indicaron que disponían de amplios servicios para tratar el cáncer en sus sistemas de salud pública, en comparación con menos del 15% de los países subdesarrollados.

Cuando la gente tiene acceso a la atención primaria, es posible detectar el cáncer a tiempo, tratarlo adecuadamente y curar al paciente. El cáncer no debería ser una sentencia de muerte para nadie, en ningún lugar del mundo.

¿Qué es el cáncer?

Un cáncer se deriva de un clon de células somáticas que ha escapado de las restricciones incorporadas que gobiernan la función celular saludable, lo que lleva a un a proliferación incontrolada, invasión de tejidos, evasión inmune y la remodelación del microambiente local. Muchas de estas propiedades celulares surgen de mutaciones somáticas que se acumularon en el clon del cáncer a lo largo de la vida.

 Los métodos modernos de secuenciación de ADN han permitido la caracterización genómica completa de los cánceres en una escala sin precedentes, lo que conduce inicialmente a una mejor comprensión de la biología del cáncer y, más recientemente, a las aplicaciones clínicas. Éstos incluyen mejoras en el diagnóstico y el pronóstico del cáncer, la identificación de nuevos objetivos terapéuticos, el apoyo a la toma de decisiones terapéuticas y las aplicaciones en el monitoreo de enfermedades.

Actualmente, el acceso de los pacientes a la genómica moderna es irregular en todas las regiones y países, pero a medida que se establezcan los protocolos para el procesamiento de muestras y el análisis de datos, el acceso se ampliará. El debate sobre las pruebas de paneles genéticos “en comparación con la secuenciación del genoma completo” es transitorio y distractor. En última instancia, hay pocas dudas de que estaremos secuenciando genomas completos, y deberíamos construir la infraestructura logística para manejar esto en nuestros sistemas de salud. Esto tendría el beneficio adicional de reemplazar muchas pruebas independientes, utilizadas en los diagnósticos de cáncer que se desarrollan, mantienen y estandarizan por separado.

La exposición a ciertos factores de riesgo de cáncer, como el tabaquismo, consumo de alcohol, dieta poco saludable, exposiciones ocupacionales y de infecciones que causan cáncer, son predominantes entre individuos con baja posición socioeconómica. La disponibilidad y el acceso a la asistencia sanitaria de alta calidad son “a menudo” menores en países subdesarrollados y entre grupos con poco acceso a recursos económicos. 

Se han establecido causas en proporción de todos los cánceres, por ejemplo: fumar tabaco. Los cánceres atribuibles a dietas poco saludables y falta de ejercicio a menudo están correlacionados con la creciente prevalencia de sobrepeso y obesidad en todo el mundo. Anteriormente, los tipos más comunes de cáncer en países de bajos ingresos eran los causados por el Virus del Papiloma Humano (VPH), o por enfermedades inflamatorias crónicas causadas por agentes infecciosos. Estos patrones están cambiando, particularmente con la industrialización. Las exposiciones más altas son a menudo las de los de trabajadores cerca de fuentes industriales de contaminación; las emisiones de las fábricas y vehículos contribuyen a la contaminación del aire, una causa del cáncer de pulmón. Identificar las causas de esta enfermedad indica un posible medio de prevención.

Con el aumento de la esperanza de vida y el crecimiento de las poblaciones, más personas en todo el mundo se suman al cambio de hábitos con el objetivo de reducir el riesgo de múltiples enfermedades no transmisibles, incluido el cáncer. Los profesionales de la salud de atención primaria pueden recibir capacitación para ofrecer consejos sobre la reducción de los factores de riesgos. Así como en la comprensión de los signos y síntomas para promover diagnósticos en una etapa muy temprana de la enfermedad.

Hay casos en el que el cáncer es prevenible: llevar un estilo de vida sana no está de más. Además, es necesario que los países subdesarrollados y en vías de desarrollo, implementen políticas que prevengan y apoyen con tratamiento adecuado los casos de cáncer en su población.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme cuando esté disponible Le informaremos cuando el producto llegue a stock. Deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.